sábado, abril 23, 2011

EL DELTA AL TALLER / A2-2011




TERRITORIO – EXTENSIÒN/INTENCIONALIDAD

Este lunes traemos el Delta al taller. El Delta-Territorio en el taller, extraña traslación….¿qué traemos? ¿Qué es un territorio? ¿Cómo abordarlo para conocerlo?. Del mar de cosas que no sabemos vamos viendo algunas, siempre menos que las que quedan en el tintero, que sí sabemos.




Un territorio es un recorte intencionado de una totalidad. ¿Dónde empieza y donde termina el territorio? es la primera pregunta a la que debemos dar respuesta con la consabida dificultad que los límites son imprecisos y sobre todo nos piden, tienta decir que nos exigen una toma de posición sobre ello. Los límites son una condición de nuestra capacidad de abarcar y al mismo tiempo de nuestra necesidad de indagar. No hay terreno que mensurar, sino territorio que conocer.




Luego la multiplicidad de abordajes y miradas sobre el territorio. Puede interesarnos el territorio como sustrato de la cultura y comprenderlo como el espacio donde se sintetizan los modos de relación social o bien como matriz económica de distribución y organización de los recursos o bien como percepción sensible como trasfondo. ¿Cuál es el territorio? Lo real se nos presenta en forma unitaria y nuestro trabajo es desmenuzar la jerarquización de los elementos para ir abordando aquellos aspectos que resaltar.

Vamos entonces. Definir una extensión y una intencionalidad ¿qué? y ¿para qué? como pregunta básicas. Ahí estamos empezando y el lunes sintetizaremos la experiencia múltiple en el taller colectivo. Van tres textos, aportes colaterales para pensar la inmensidad de posibles abordajes sobre el tema del territorio.

Territorio 1 – El cónsul honorario. Malcom Lowry.




Pasó un coche y mientras con el rostro vuelto aguardaba a que se asentase el polvo, recordó aquel viaje en auto con Ivonne y el Cónsul a lo largo del lecho del lago, antaño cráter del inmenso volcán, y nuevamente contempló el horizonte que se desvanecía en el polvo, los autobuses que zumbaban en medio de las tolvaneras, los trémulos muchachos de pie en la parte trasera delos camiones, asidos a la muerte, con sus rostros protegidos contra el polvo (y siempre pensó que en esto había una magnificencia, un simbolismo proyectado hacia el futuro, para el cual un pueblo heroico había adquirido tan grande preparación que en todo México se podían ver camiones desaforados con su jóvenes albañiles con las piernas abiertas plantadas firmemente, cuyos pantalones, al agitarse , las golpeaban con fuerza) y vio bajo los rayos de sol, en lo alto de la colina redonda, las colinas oscurecidas por el polvo en las cercanías del lago, cual islas azoadas por un chubasco.

Territorio 2 – Historia ecológica de Iberoamérica II. Antonio Elio Brailovsky.

Cada una de las formas de organización de los seres humanos tiene una peculiar manera de relacionarse con la naturaleza.
Un análisis histórico minucioso nos permite superar esta aproximación intuitiva y encontrar la especificidad de cada sociedad en su relación con la naturaleza. Esta especificidad no se refiere a la intensidad de la industrialización sino a un modelo complejo que requiere un análisis particular cada vez. Basta con recordar el colapso de las sociedades de Babilonia y Teotihuacán, provocado en ambos casos por la sobreexplotación del sistema de riego, para encontrarnos con desequilibrios profundos en la relación naturaleza-sociedad que no tienen nada que ver con la Revolución Industrial.
Los seres humanos individuales no se relacionan con la naturaleza. Lo hacen mediatizados por su propia cultura, ya que la cultura es el hábitat del hombre.
La relación de nuestra especie con el medio natural sólo puede darse a través de sus diferentes maneras de organización social.

Territorio 3 – En suma, nada más que una clase media. Rodolfo Kusch.




Nuestra visión es estrictamente urbana y se limita a la experiencia recogida por la humanidad occidental en los últimos 150 años de revolución industrial y capitalista, concretada a aquello que se da de la cara hacia afuera, en el plano de las muchas cosas que se han inventado, y que de ningún modo tiene realmente una visión total del puro fenómeno del hombre.
No podemos pensar otra cosa que no sea la de transformar. Y eso ocurre porque en los últimos cuatrocientos años occidente, como cultura estrictamente urbana, nunca dio solución al problema agrario, sino es extendiendo las soluciones de la gran urbe al campo.
….Se sacralizaba el maíz o el trigo, al único efecto de rendirles la necesaria pleitesía, y ellos (los dioses) proveían el alimento haciendo marchar bien o mal los cuatro elementos. Si no se comía era porque no había agua, o porque el fuego todo lo había destruido, o la tierra se había conmovido o algún viento habría barrido con los sembrados. El hombre por su parte hacía lo que podía. Alguien, siquiera los dioses, se encargaban del alimento. Pero hoy, que occidente escamoteó a los dioses los alimentos, y se los pasó a los hombres y enseñó a todos que cada uno debe ser dueño y propietario de su propia capacidad para ganar los alimentos, nadie come ya, ni se satisface. Hoy todos debemos procurarnos el terrenito y la casa y el televisor y el sueldito a costa de toda nuestra vida.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Chicos me estoy volviendo loca!! de que manera lo representamos??(maqueta/dibujo/corto/canción) Por favor que alguien me guie sino me va a salir cualquier verdura! GRACIASSSSSSSSS!! Romi

Marcelo dijo...

ROMI
De la manera que te resulte mas propicia , aquella en la que tus conceptos parezcan cobrar elocuencia .
Es que para representar hay tantas posibilidades mas allá de las estrictamnete profesionalizadas .
Atrevete ...la condicon es que la forma en que lo hagas sea suficientemente expresiva para vos.

Anónimo dijo...

Mil gracias Marcelo! va tomando forma!! R.

Anónimo dijo...

Hola, lo que hay que mostrar es el habitar o no estoy entendiendo nada ?

Marcelo dijo...

Esta usted entendiendo.
El ambito plenificado en el uso.
La atmosfera que ese uso le imprime al lugar ....
Usted trabaje que esta entendiendo

Anónimo dijo...

Es que en construir se encuentra verdad… quien desde la pregunta transforma un material y con el palpitar libera su potencial, descubrirá!

Tchab dijo...

sera posible que me dejaron intranquila, me dejaron pensando en uno de los textos de las laminas...se me ocurre si será posible imaginar pensando?

...del agua... yo creo que soy signo de aire, pero soy de acuario, que suena parecido al agua. y en el horoscopo de ludovica, soy perro, de agua.

yo no se que puta fijacion tengo con el agua.

pero calculo que una vida en la ribera podrian explicarlo bien.

me siento muy comoda en el agua.

me gustan las marejadas fuertes de los dias de viento.

esa fuerza imponente que despliega en las sudestadas, te morfa...

y me gusta lo inmensamente delicada que puede ser, los aromas del rio a la tardecita, cuando llegas a casa cansado, que te hablan de descansos y de serenidades.

los colores y texturas del agua. los sonidos del agua. los movimientos del agua, todos son una gloria que hay que celebrar.

en el rio, cuando uno va manejando o remando, casi todo es barro en las orillas, y hay que buscar buenos lugares para atracar (estacionar, amarrar) la embarcacion.

cuando uno es medio piscuì, no encuentra nunca un buen lugar, porque es resbaladizo, porque es muy alto, hasta que un dia te avivas, asi, "plin" y te das cuenta que lo importante era saber saltar, saltar seguro, sobre cualquier superficie. alta, baja, resbaladiza.

y entonces, todas las orillas son accesibles, y cualquier recorrido es posible, y cualquier tereno es fertil para seguir el viaje.

no se si me explico, pero las orillas son los limtes de uno, los territorios primeros somos los nosotros mismos que somos, pero cuando aprendemos a saltar, los territorios y hasta los nosotros mismos se empiezan a agrandar y a a continuar, un cachito mas alla, a un salto del rio, en la otra orilla.

No?

Anónimo dijo...

Uhuu… pá; le chifla el moñoo a este ajjaa 0800- ayudasiquiátrica (urgente)

Rober dijo...

jajajajja