miércoles, mayo 10, 2017

Territorio Arte Arquitectura

Cuando hablamos leer un territorio, de abstracción, de sensibilidad en la lectura de los lugares… ¿de que estamos hablando?
Hablamos de comprender y construir un territorio, atentos a las simbologías implicadas en él, poniendo de manifiesto algunas de sus características particulares. Estas “características” no son necesaria, ni exclusivamente geográficas.
Aún hablando de un territorio “natural”, ese estado natural,  es el producto de una evolución paralela, y de largo alcance, de la comunidad que lo habita y del ambiente.

Por lo tanto, no hablamos de hacer una maqueta territorial que reproduzca fielmente un paisaje sino más bien de una maqueta que pueda contar una idea, que pueda “captar unas fuerzas”, organizarlas… hacerlas visibles.

Paul Klee dice que “el arte no reproduce las cosas visibles, sino que hace cosas visibles (puesto que) el artista contempla cosas que la naturaleza dispone, ya formadas, ante sus ojos, y lo hace con una mirada penetrante. Y cuanto más penetra, tanto más fácilmente logra desplazar el punto de vista de la mirada anterior; tanto más se le imprime en la mente, en vez de una imagen natural definida, la imagen esencial y única, la de la creación como génesis.”

Por eso sugerimos al momento de realizar sus maquetas, darle lugar tanto al “pensamiento artístico” que nos permite mantenernos “libres” frente al espacio y sus posibilidades y también al “pensamiento arquitectónico” que brinda los instrumentos para construir y ”apropiarse” de ese espacio.
El paisaje o el territorio deja de ser entonces una bandeja en la que se deposita un objeto, porque  en  esa  operación de “reconstrucción” se añaden las nociones de movimiento, de uso, de programa, se proponen además evidenciar ciertas características específicas del lugar… Se propone “revelar” un espacio particular.



”Procuró olvidar las reglas que había aprendido, confiando en el paisaje como en un socio, abandonando voluntariamente sus intenciones y rindiéndose a los asaltos del azar, de la espontaneidad, a la embestida de los detalles brutales. Ya no le daba miedo la soledad que le rodeaba. El acto de tratar de plasmarla en los lienzos le había servido para interiorizarla de alguna manera y ahora podía percibir su indiferencia como algo que le pertenecía a él, tanto como él pertenecía al silencioso poderío de aquellos gigantescos espacios, llenos de colores violentos y de extrañas e involuntarias oleadas de energía, un remolino de formas y de luz.”
Paul Auster el palacio de la luna. 
Barcelona 2001


Jtp Arq. Vanesa Hue


Clase Jueves 11

El jueves 11 de Mayo, en el marco de las medidas de protesta por las políticas educativas que, como parte de la comunidad educativa de la universidad pública, nos afectan, vamos a participar de las clases. públicas que se van a realizar en la plaza del congreso. 



Nos vamos a encontrar entonces a las 19:30 en la esquina de Bartolomé Mitre y Callao, frente a la Pizzería "La Americana".

sábado, mayo 06, 2017

Centro de investigación Biológico


Programa del proyecto:

Área de viviendas permanentes  (750m2) 
1
Hall acceso ppal
30m2
1
Estar -comedor
200m3
1
Galería semicubierta
100m2
1
Hall habitaciones
20m2
6
Habitaciones
16m2
4
Habitaciones
20m2
1
Cocina
40m2
1
Baños
60m2
1
Depósito
30m2
1
Sala de maquinas
15 m3
1
Circulaciones, muros, conexiones semicubiertas c/otras áreas. Aprox.
15 %
Área de viviendas temporarias  (350m2)
5
Cabañas c/cocina y  c/baño privado + galería semicubierta
62m2
Circulaciones, muros
Senderos semicubiertos. Aprox.
15 %
Área de investigación, educación y mantenimiento  (1000m2)
1
Hall Recepción
30m2
3
Laboratorios 
30m2
1
Recerborio
10m2
1
Criadero semicubierto
20m2
2
Oficinas
15m2
1
Aulas/taller (divisible)
250m2
1
Galería semicubierta
120 m2
2
Sanitarios/vestuarios
15m2
1
office
10m2
1
Invernadero
80m2
1
Matera c/fogón Semicubierto
20m2
1
Estanque Semicubierto
30 m2
1
Salita de primeros auxilios
5m2
1
Pequeña guardería náutica, c/ taller (canal acceso opcional)
150m2
Circulaciones, muros y senderos semicubiertos
15%
Total 2100 m2 (cubiertos +semicubiertos )
Espacios Exteriores
1
Muelle
10m2
1
Plaza (en conexión con la “calle pública”
800m2
2
Estanques (plantas acuáticas y peces)
45m2
1
Áreas de cultivo
80m2
1
Área apicultura
20m2
Total 1000m2 (descubiertos)

Algunas consideraciones
Criterios Ambientales, contextuales y funcionales
Sería deseable que pudieran considerar la mayor cantidad de cuestiones ambientales específicas, para que a través de la  interacción con el uso resulte una forma de habitar el sitio de manera integrada y armónica con el ecosistema. Generando a su vez conciencia ambiental.
Es importante permitir la integración del entorno natural-exterior con el espacio interior. Generando espacios de transición semi-cubiertos, senderos, terrazas, etc.
Concebir las áreas de cultivo, invernadero, estanques, criaderos, etc como parte de los espacios para la investigación y la enseñanza donde se pueda estudiar la flora y fauna local.

La plaza y matera  serán parte de los espacios compartidos en términos sociales, donde parte del complejo se abre como espacio “publico”. Se podrán proponer sectores semicubiertos, equipamiento (que requiera mantenimiento mínimo).

Las  “aulas/taller”  y el “estar-comedor” al igual que las galerías semicubiertas que forman parte del área de investigación y permanente deben permitir  también, el uso para la enseñanza extendida y el desarrollo de actividades extracurriculares.  Actividades como talleres de plantas nativas, técnicas de producción local, y/o visitas de las escuelas locales a estudiar temas específicos, entre otros. Para que la institución pueda además de funcionar  como espacio educativo, propiciar el encuentro social. Promoviendo a través del contacto con pobladores locales y la comunidad en general, un intercambio que colabore con la puesta en valor del patrimonio cultural del tigre. 



ÁREA DE INTERVENCIÓN

Limites naturales / Arroyo Espera

Limites naturales / Arroyo Esperita

Área de trabajo / Vista al Norte

Área de trabajo / Vista al Sur

domingo, abril 30, 2017

Un lugar mágico




"...Hay un reino bajo el agua, 
un sauce me lo contó, 
dónde el pejerrey escucha, 
y canta el bagre cantor..."
Gurí Pescador. Jorge Cafrune.



Dice una canción de Cafrune y hoy sentimos que eso es cierto, que los árboles cuentan historias y que si nos quedamos un tiempito más podemos escuchar a los peces cantar. Por supuesto que no todas las historias son felices y la vida puede ser dura en cualquier lado, pero es un lugar del que volvés cambiado, te obliga replantearte que te gusta y que no.










































Creo que lo interesante de estos lugares es lo que dijo uno de los alumnos "venir a acá te dan ganas de hacer cosas". Hemos encontrado motivaciones para hacer, que no es poco, ahora tenemos que dirigir esa energía hacia la arquitectura. Hablar de arquitectura, escribir, dibujar, maquetear, inventar un discurso arquitectónico propio de este lugar y de este tiempo.



Un enorme agradecimiento a Tania, Rochi y Martín, que nos recibieron con muy buena onda y nos mostraron sus rinconcito en pleno pajonal. La experiencia de llegar ahí sin saber donde quedarse nos deslumbró, que nos hayan cedido su refugio comunitario fue un regalo. Y por supuesto a Vanesa que fue la artífice de la visita. A todos les debemos una.

Volveremos...
Arq​. ​Juan Aiello
ADJ A2